Tras aprobar el permiso de conducir en Córdoba, estás en condiciones de manejar tu propio coche, pero todavía eres un conducto novato, en prácticas y, hay que reconocerlo, poco fiable.

La experiencia es un grado y esta no se obtiene automáticamente por el mero hecho de haber aprobado el permiso de conducir en Córdoba. Tan importante como seguir ejercitándote en la conducción desde el primer momento, para seguir mejorando tu capacidad y habilidades, lo es ser prudente y coherente con tu condición de neófito.

Por eso, te conviene elegir un coche de poca potencia, el cual resulta más fácil de controlar y limita los riesgos a los que pueden verse expuestos los conductores inexpertos. Algunos especialistas aseguran, por otra parte, que los modelos diésel son más adecuados porque resultan más difíciles de calarse; aunque, en la actualidad, ello depende mucho más de los modelos que del combustible que emplean.

Te recomendamos, además, escoger un coche de segunda mano. Es inevitable que tengas roces y algún que otro golpe, sobre todo al aparcar, y te traumatizará mucho menos si esto se produce en un vehículo usado que en otro recién estrenado. Además, tu bolsillo también se verá beneficiado: los seguros resultan mucho más baratos, lo mismo que las reparaciones.

Cuanto mayor sea el vehículo elegido, más dificultades tendrás para llevarlo, sobre todo por la ciudad. Ahora bien, si lo vas a usar en carretera, tampoco te conviene que sea excesivamente pequeño o sencillo, por razones evidentes de seguridad. Nuestro consejo es adquirir un compacto si tienes que viajar con frecuencia, o un utilitario si vas a emplearlo casi siempre en la ciudad.

Además, es mejor elegir un coche con cambio manual (hasta que automatices estos mecanismos que acabas de aprender), sin demasiada tecnología y que ya haya tenido tu familia. Y, no lo dudes, para sacarte el carné acude a profesionales como nosotros: Autoescuela Ipunto.