Una vez que adquirimos el permiso de conducir en Córdoba nuestra obligación es seguir cumpliendo las normas de circulación que tanto trabajo nos costó aprender. Por eso, es importante que sigamos usando la distancia apropiada entre vehículos y que respetemos los límites de velocidad que nos indican las señales de tráfico.

Respecto a la longitud que debe existir entre el coche que nos precede será la suficiente que permita nuestra reacción, para de esta forma evitar una colisión en caso de frenado brusco. Si no queremos adelantar a un turismo, la distancia de separación tenderá a aumentar. Sin embargo, si nuestra intención es no sobrepasar a un vehículo superior a 3.500 kilogramos y con 10 metros de largo, estamos obligados a guardar una distancia de por lo menos 50 metros.

La mayoría de los accidentes de tráfico se producen por exceso de velocidad. Por eso, el permiso de conducir en Córdoba está dando importancia a que sus alumnos lleven la velocidad adecuada. Hay que tener en cuenta que cada carretera es diferente y las circunstancias varían en cada momento, por eso nuestra responsabilidad es siempre ser moderados en los desplazamientos.

Igual que existe una velocidad máxima en autopista de 120 km/h como nos indican las señales, también hay un tránsito mínimo de 60 km/h en este tipo de vías. En carreteras convencionales es de 90 km/h, excepto en algunas determinadas zonas que será de 70 km/h. En lugares con población, hay que ser más comedido con el automóvil, circular a la velocidad recomendada que son 50 km/h. Si fuese de un solo carril en poblado nuestra cadencia sería de 30 km/h y 20 km/h para pavimentos en forma de acera o única de calzada.

Los profesionales de Autoescuela Ipunto enseñamos a conducir de forma adecuada y preparamos de forma eficiente el ejercicio teórico.